Andalucía retrocede en calidad sanitaria hasta el undécimo puesto entre las CC.AA.

Recorte de prensa, abc.es (2007-09-25) < Ir a la fuente >

La calidad de los servicios sanitarios en Andalucía empeora. Lo ha dicho la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública que en su IV informe hecho público ayer no sólo situó a Andalucía en el puesto número once de entre las diecisiete comunidades sino que además concluye que ha bajado posiciones desde el año 2006.

El informe refleja que Andalucía ha bajado ya que este año se sitúa en el undécimo puesto en un ranking encabezado por Aragón. Sin embargo en 2006 el lugar ocupado por Andalucía era el ocho, según esta federación que engloba a profesionales del sector sanitario. En la clasificación que han hecho, concluyen que Andalucía es una comunidad con servicios sanitarios «regulares junto con Baleares y Galicia. Sólo están peor y con servicios «deficientes» Canarias, Madrid, Murcia y Valencia.
El puesto de Andalucía se debe a que aparece por debajo de la media en varios parámetros. Andalucía tiene 2,78 camas por cada 1.000 habitantes cuando la media está en 3,80. Tiene 1.774 pacientes por médico de familia, por encima de los 1.720 de la media. Hay un enfermero por cada 1.905 habitantes cuando la media es de 1.705. En cuanto a la satisfacción la nota es de 6,07 por debajo del 6,29 de la media y en recursos humanos también va detrás.
Estos datos suponen para Dolores Martínez, secretaria de la Federación Andaluza de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública que hace falta más inversión, sobre todo en Primaria. donde, según dice, se ha producido «un retroceso» en los últimos años.
«Se supone que la Atención Primaria es la entrada del sistema sanitario y cada vez se exige más, pero las inversiones están estancadas», explica la responsable de FASD. Además Martínez cree que el dinero se gasta en otras cuestiones «llamativas de cara a la opinión pública pero no tan necesarias». En ese sentido, la secretaria de FASD dice que apoyan la investigación pero que ese dinero no debe detraerse de la Primaria.
Así, entre las deficiencias que para la Federación tiene la sanidad andaluza está la falta de camas para crónicos, ya que últimamente estos enfermos son desviados a hospitales concertados. En cuanto a la falta de médicos, Martínez afirma que es lógico que si hay menos profesionales haya que repartir a la población. Y recuerda que muchos médicos de Primaria están «quemados»y por ello están preparándose otra especialidad mientras cada vez son más los que emigran. «El informe debe ser una llamada de atención a los políticos para hacerles ver que hace falta más inversión», recalca.
Sin embargo, fuentes de la Consejería de Salud desconocían este informe que no coincide con los datos del departamento que dirige María Jesús Montero. Desde Salud se asegura que en Andalucía hay un médico por cada 1.395 habitantes y que en la última encuesta de satisfacción los andaluces le dieron notable alto a la sanidad. Al dato de las camas le restaron importancia porque hay otras alternativas como la cirugía mayor ambulatoria.

Ir a la parte superior de la página | Lista de noticias

 

 
 
Creado por cycvision