Un 6% de los aragoneses padece distonía, una enfermedad nerviosa.

Recorte de prensa, elperiodicodearagon.com (2008-10-23) < Ir a la fuente >

La dolencia consiste en la contracción involuntaria de los músculos.La asociación Alda reclama más apoyos de la Administración y un diagnóstico precoz.

Una parte de los afectados por distonía desconoce que padece una enfermedad. Y es que en Aragón puede haber entre un 2 y 6% de pacientes que tienen esta dolencia, que se caracteriza por la contracción involuntaria de uno o más músculos, como pueden ser los del cuello, los párpados, las manos, la parte inferior de la cara o los músculos de la laringe. Así lo evidenció ayer Javier López del Val, neurólogo del hospital Clínico de Zaragoza, junto a la presidenta de la Asociación para la Lucha contra la Distonía de Aragón (Alda), María Luisa Fernández, con motivo de la semana de actos para concienciar a la sociedad sobre esta patología.

La principal dificultad es que, en la mayoría de los casos, muchos estos movimientos involuntarios de carácter nervioso se entremezclan con otros síntomas, lo que retrasa el diagnóstico entre un año y medio y tres años después de que el paciente sufra los primeros síntomas.

En otras ocasiones, sencillamente, el afectado asume lo que le ocurre y no consulta a nadie. Como ejemplo, comentó López del Val, una persona con una distonía denominada blefarospasmo, que hace que los ojos se cierran fuertemente durante unos minutos o durante varias horas, lleva al paciente a la consulta del oculista e incluso a la del psiquiatra.

En Aragón, alrededor de 400 personas podrían padecer esta enfermedad, que tiene una incidencia que varía entre los cuatro y los 40 casos por cada 100.000 habitantes y que tiene generalmente un carácter crónico. Su tratamiento principal es la toxina botulínica, que se suministra a través de una inyección y contribuye a relajar el músculo contraído durante unos meses, tras lo que hay que volver a aplicarla. López del Val recordó que hay cuatro tipos de toxinas botulínicas que se están utilizando y sus resultados son positivos si la enfermedad afecta a un grupo limitado de músculos.

Por su parte, la presidenta del colectivo de afectados, María Luisa Fernández, explicó que el objetivo de esta semana es informar sobre esta enfermedad a todas las personas que puedan sospechar o tener síntomas de distonía. Además reclamó más apoyos a la Administración y más subvenciones con las que poder ofrecer nuevos servicios a los asociados. "No es lógico que tan solo tengamos tres horas con la psicóloga en las que nos explica cuestiones de autoestima, porque el dinero no da para más".

En este sentido, denunció que el desconocimiento de la enfermedad por parte de la sociedad origina una cierta discriminación hacia los afectados, al no entender que los movimientos que realizan son involuntarios. "Y por supuesto, es evidente que no se trata solo de una cuestión sanitaria y social, sino también familiar y económica, porque las puertas de la inserción laboral se nos cierran".

Asimismo, añadió que existen problemas graves y personas que se deprimen cuando conocen que sufren esta enfermedad, de carácter crónico, y que en ocasiones obliga a cambiar de puesto de trabajo al no poder realizar el habitual por las limitaciones físicas.

Ir a la parte superior de la página | Lista de noticias

 

 
 
Creado por cycvision